Instituto de belleza y medicina estética Maribel Yébenes

Iluminación, roble, hierro, vidrio y fibras naturales para que los clientes de Maribel disfruten relajados de sus tratamientos exclusivos

Nuestro principal objetivo fue transmitir la esencia de Maribel Yébenes sin olvidarnos de unir en un mismo espacio funcionalidad y estética. Teníamos que crear una atmósfera cálida: texturas, tonalidades, materiales, iluminación… todo suma para conseguir esta percepción tan valorada por los clientes de Maribel.
Se trata de un espacio de 1000 m2 en que diferentes materiales como la piedra, la madera, el vidrio laminado, las texturas naturales o el latón trabajado artesanalmente se funden con el agua de la cascada que preside el espacio para crear un ambiente único y exclusivo.
Nada mas cruzar la puerta nos encontramos con el espectacular mostrador en roble de la recepción y unas lámparas de Tom Dixon.
A continuación, en la sala de espera nos encontramos con una pared de vidrios laminados con fibras naturales que te envuelven mientras estás sentado en el banco curvo en cuero trenzado.
El Instituto es un espacio en dos alturas unidas por una gran escalera de roble, cristal y hierro lacado en negro con una sutil cascada de mallas en latón envejecido. Distintas luces y gamas cromáticas ayudan a crear distintos ambientes entre las dos plantas (arriba, zona más pública; abajo, zona de las cabinas para los tratamientos). El cuidado de la iluminación es crucial en un proyecto como éste, donde lo prioritario es la relajación.

More Sharing ServicesShare
Maribel Yébenes Oficinas